Skip to main content

Los aislamientos ecológicos son cada vez más frecuentes en las construcciones. Estos materiales son una alternativa sostenible y que respeta el medio ambiente al mismo tiempo que cumplen su función como aislantes térmicos. Existen varias opciones, como el corcho o la celulosa, pero sin duda, un material que ha ido ganando terreno en los últimos tiempos es el cáñamo. Desde Albacork Distribución queremos dar a conocer este

El cáñamo, uno de los mejores aislamientos ecológicos

El cáñamo es una planta que podemos emplear en una gran variedad de sectores, como la cosmética, el textil o la industria del automóvil. Este producto de cultivo crece de manera rápida, es resistente, requiere de poca agua y no necesita tratamientos químicos. Además, podemos utilizar el total de la planta para una gran variedad de usos:

Centrándonos en la construcción y su empleo como aislante, es importante resaltar que son las fibras las que se utilizan para tal fin. Para su uso en este sector, puedes encontrarlo en dos variedades diferentes.

Tipos de cáñamo para aislar

El cáñamo es una planta versátil que se utiliza en la construcción como material aislante tanto en forma de bloque de cáñamo como en forma de fibra de cáñamo. Aunque ambos tipos de aislantes utilizan cáñamo como su principal componente, tienen diferencias en su estructura y aplicaciones. Cuáles son las diferencias entre un bloque y la fibra como aislantes ecológicos y naturales:

Bloque de cáñamo

Los bloques son como ladrillos o bloques sólidos hechos de cáñamo y a veces mezclados con otros materiales naturales, como cal o arcilla. Tienen una forma rígida y se utilizan principalmente en la construcción de paredes y muros. Se utilizan para construir muros sólidos y estructuras de carga, a menudo como parte de una construcción de tipo adobe o similar. Son adecuados para aplicaciones donde se requiere una estructura resistente y aislamiento térmico al mismo tiempo.

Ofrecen buenas propiedades aislantes térmicas y pueden actuar como un regulador de humedad en el interior de una estructura. También tienen una buena inercia térmica, lo que significa que pueden almacenar calor y liberarlo lentamente, ayudando a mantener una temperatura constante en el interior.

Fibra de cáñamo

La fibra se presenta en forma de mantas, rollos o láminas sueltas. Es más flexible y se utiliza comúnmente como material de relleno en las cavidades de las paredes y techos. Se utiliza principalmente como material de aislamiento térmico y acústico. Se puede instalar en paredes, techos y suelos existentes o como parte de sistemas de aislamiento en construcciones nuevas.
La fibra de cáñamo es un aislante térmico eficaz y se utiliza principalmente para reducir las pérdidas de calor y mejorar el aislamiento acústico. También tiene propiedades de regulación de la humedad.

Ambos tipos de aislantes, ya sea el bloque de cáñamo o la fibra de cáñamo, son considerados materiales sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. El cáñamo es una planta de crecimiento rápido que requiere menos recursos en comparación con algunos otros materiales de construcción.

Durabilidad

Los bloques y la fibra de cáñamo son duraderos, pero su longevidad puede depender de la exposición a la humedad y las condiciones climáticas. En general, se espera que ambos tipos de aislantes tengan una vida útil considerable.

Las características del cáñamo natural

Su crecimiento en el sector de la construcción es constante, ya que este material cuenta con una gran variedad de características que lo han situado como una de las elecciones sostenibles y ecológicas más populares. Entre ellas, destacamos las siguientes:

  • Se trata de un producto certificado como aislante y como material de construcción sostenible.
  • Es un antibacteriano natural, además de resistente a los insectos y roedores.
  • Cuenta con capacidad ignífuga.
  • Trabaja en un rango de temperatura muy alto, al mismo tiempo que regula la humedad.
  • Durante el proceso de fabricación, el balance de emisiones de CO2 es negativo.
  • Es un producto 100 % natural y totalmente reciclable.

Las propiedades y ventajas de este aislante natural

Junto a las características ecológicas y sostenibles de los aislantes naturales, el cáñamo cuenta con propiedades específicas que le aportan grandes ventajas. Todo empieza por su capacidad como aislante térmico que permite una gran eficiencia energética de la construcción.

Además, funciona como aislante acústico gracias a su naturaleza porosa. Las bolsas de aire de su interior absorben el sonido amortiguando también las vibraciones. Dentro de esta funcionalidad se emplea en estudios de grabación o salas de conciertos gracias a la reducción de eco que aporta.

Dentro de los aislamientos ecológicos, el cáñamo es uno de los materiales más elegidos en el sector de la construcción. Esto se debe a sus grandes características y propiedades que lo convierten en un aislante térmico y acústico muy efectivo. Este producto es ecológico y sostenible, perfecto para tu vivienda.

Encuentra en Aislamientos Albacork tu empresa para aislar tu vivienda en Albacete, Murcia, Alicante y Cuenca. Además somos distribuidores de materiales ecológicos para aislar tu vivienda o local comercial.

Leave a Reply